El incendio Dixie es ya el segundo más grande en la historia de California: ya ha arrasado cuatro condados