Un teniente negro del Ejército de EEUU, amenazado y rociado con gas pimienta por unos policías