Trump hace con Arabia Saudí igual que España: callar y hacer negocios