El Congreso vive una jornada histórica: aprueba la ley de la eutanasia, con los votos en contra de PP y Vox