España arranca Semana Santa con 2,5 millones de vacunados, pero con menos viajes y más miedo