Los Pujol Ferrusola eran una "organización criminal" según el juez de la Mata formada para "enriquecerse durante décadas"