El independentismo se indigna con la quema y los disparos al muñeco de Puigdemont en Coripe