Un nuevo informe de la Guardia Civil cree que Simón oculta información del 8M y que el Gobierno conocía los riesgos desde enero