La Generalitat achaca la caída de la participación a la pandemia, las franjas horarias y el voto por correo