Sánchez investido presidente por un Congreso "tóxico" y con la emoción a flor de piel