Sánchez propone a Torra una mesa de diálogo en febrero y lamenta una década catastrófica