El independentismo exhibe unidad en el segundo aniversario del 1-O y se prepara para la "desobediencia"