La velocidad de la nueva colada norte del volcán de La Palma es de diez metros por minuto