Disney World invierte 1 billón de dólares en una atracción que transportará a los visitantes al universo de Star Wars