Cataluña flexibiliza las restricciones frente al coronavirus con la apertura de centros comerciales mientras las cifras se disparan