Cinco muertos y miles de damnificados por la devastadora gota fría