Las dos coladas de La Laguna se unen y avanzan hacia el sureste por detrás de la montaña