Hematomas, torceduras, muelas rotas: las denuncias de maltrato que la Comunidad de Madrid negó