Cae el "amo" de la pornografía infantil, un peligroso reincidente