La DGT endurece las sanciones y normas: seis puntos por conducir con el móvil y 30 km/h en las calles de ciudades