Igor el Ruso fue detenido borracho tras celebrar los asesinatos, tranquilo, sin pesar alguno