La Guardia Civil sospecha que el padre de Tenerife se ha fugado con las dos menores