Un 'influencer' intenta comer gratis en un restaurante de Tarragona y la respuesta de sus dueños triunfa en Internet