Yola se deja llevar por la euforia y acaba 'apaleando' a Labrador e Iván en la pelea de bastos