Confesiones, besos ardientes y una huida en las citas de las parejas con los solteros: así han sido los encuentros fuera de la villa