La primera decisión de los cinco habitantes de Villa Playa: ¡van a dormir con sus asuntos pendientes!