El ligue más surrealista de Jorge Javier Vázquez: un príncipe de Dubai que tiene hijos