Nagore muestra su lado más salvaje: “Te lo digo por experiencia: no hay nada como mezclar el trabajo con el sexo”