Arrumacos y muchas caricias en la primera noche de Fabio y Violeta tras su vuelta: “Qué ganas tenía de dormir a tu ladito”