Un voluntario de la vacuna Pfizer asegura que los síntomas son como si "hubiera cogido una gripe fuerte"