El alquiler de una habitación en España cuesta de media 325 euros al mes, un 2,3% más que en 2017