El Banco de España desvela los trabajos que podrían no pisar la oficina nunca más