A Aya le ha salido un competidor: Carlos Valenzuela y su forma de cantar los 1000 euros