La nube de cenizas del volcán de La Palma, no afecta al espacio aéreo