Madrid regresa a la 'normalidad' sin restricciones pero con mascarilla y distancia interpersonal