Miles de profesores, estudiantes, personal medico y funcionarios toman las calles de Barcelona para revertir los recortes