División en la manifestación de la Diada: Pere Aragonès, recibido entre pitos y abucheos y gritos de 'presidente'