Oleada de solidaridad bajo la lluvia para salvar la vida del pequeño Oscar, un luchador contra la leucemia