La Policía Municipal desaloja este fin de semana un botellón con 300 personas e interviene en 300 fiestas privadas