Rafael Amargo, supuesto cabecilla de una organización criminal, a la espera de pasar a disposición judicial