Big Yera, un rapero que lo ha perdido todo por el volcán, lanza un tema de aliento para los palmeros