La reina Letizia da la cara por los cerca dos millones de jóvenes con síntomas de enfermedad mental