Los restos de la golfista Celia Barquín llegan a Cantabria y se instala la capilla ardiente en Torrelavega