Tomás Gimeno asfixió a su hija Olivia minutos después de que la niña le mandara un audio a su madre