La joven violada en Igualada no recordaría nada de lo sucedido: la policía sigue buscando a los agresores