El puente de Padrón vuelve a unir La Coruña y Pontevedra, un símbolo de la nueva normalidad