Olga Moreno supera su fobia a las serpientes de la forma más extrema: ¡tocando una con la mano!