La violencia vuelve a protagonizar la protesta independentista en Cataluña