Encontrar el móvil de Laura Luelmo, objetivo número uno de los investigadores