Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada (recopilan datos sobre tus gustos y perfil).

Si continúas navegando por el sitio, estás aceptando su uso.

Puedes rechazar la utilización de cookies u obtener más información al respecto en nuestra Política de Cookies

A través de cualquiera de las páginas webs del Grupo tiene la opción de personalizar las cookies tal y como desee.

El detenido por la desaparición de Esther López es Ramón 'el manitas', conocido por sus episodios violentos

  • El detenido, un hombre de 40 años, es un conocido de Esther López

  • El ECIO inspecciona minuciosamente su vivienda, ubicada en una urbanización del municipio vallisoletano de Traspinedo

  • Esther López, de 35 años, desapareció muy cerca del chalé que se está inspeccionando el 12 de enero

Ramón 'el manitas' es el hombre de 40 años de edad detenido la noche del sábado 22 de enero por su implicación en la desaparición de Esther López de La Rosa, según ha podido saber El Español. Se trata de un conocido de la joven, pero no es ninguno de los que se ha conocido que estuvieron con ella por la noche. Se trata de alguien popular en la zona por sus episodios violentos. 

Ramón 'el manitas', conocido por sus episodios violentos

Aunque la Guardia Civil no ha revelado la identidad del detenido ya que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario, la inspección de su vivienda desde el domingo por la mañana ha hecho que los vecinos revelen de quién se trata.

Según el testimonio aportado al citado diario, Ramón 'el manitas' es un hombre conocido en la zona por sus episodios violentos. De hecho, han recordado que hace solo un año agredió con un cuchillo a un vecino durante una pelea en el restaurante La Maña.

El mismo medio ha revelado que las miradas se centraron en el detenido después de que este comentase a un vecino que había hablado el lunes 17 de enero con Esther López. Entonces, la joven ya llevaba cinco días desaparecida y la Guardia Civil tampoco halló su llamada en el registro del teléfono.

Inspección de la vivienda del detenido

Cabe recordar que desde el domingo por la mañana, el Equipo Central de Investigaciones Oculares (ECIO) ha inspeccionado durante nueve horas minuciosamente su vivienda, un chalé ubicado en una urbanización del municipio vallisoletano de Traspinedo, muy cerca de donde se vio a la mujer por última vez y de donde se pierde la señal del teléfono móvil.

La detención del hombre, que ha permanecido en el interior de la vivienda durante el registro, se produjo el sábado por la noche tras la última batida de voluntarios y vecinos y, desde entonces la Guardia Civil cuenta con 72 horas antes de que este pase a disposición judicial si encuentran algo.

¿Qué pasó el día que desapareció Esther López?

El día de su desaparición, el 12 de enero, Esther López estuvo en un bar con unos amigos viendo por la tele el partido de la Supercopa entre el Barcelona y el Real Madrid y más tarde se desplazó a casa de uno de ellos, acompañada del chico que la había llevado hasta el local tras recogerla en casa de sus padres, para luego, volver a subirse ambos al coche con destino al domicilio de ella.

En el trayecto, el conductor, según reconoció ante la Guardia Civil, tuvo una discusión con Esther de forma que finalmente se apeó en las proximidades del restaurante 'La Maña', en la urbanización El Romeral, perteneciente al municipio de Traspinedo. A partir de entonces, la pista se pierde, junto a la N-122, muy boscosa y con varios pozos y arroyos.

La desaparición de Esther López de la Rosa, que un principio era de riesgo "bajo" pasó a ser "preocupante". El sábado por la noche se anunciaba que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se incorporaba a la investigación y tomaba las riendas en la búsqueda. Además, informaban desde la subdelegación, no habrá batidas generalizadas, ya que pasarán a hacerse "selectivas".

Más medios en la búsqueda de Esther López

El domingo, tras la detención del hombre y el registro de su vivienda, la Guardia Civil ha anunciado la incorporación de más medios que ayuden a dar con su paradero. Entre otras fuerzas, se unen a la búsqueda un dron y el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Benemérita, según ha anunciado el teniente coronel Peña.

Un dron supervisará las zonas "más agrestes y menos accesibles" y se incorporarán otras fuerzas "como las de actividades subacuáticas", que den "más posibilidades" en la investigación, ha explicado ante los medios de comunicación el mando del Instituto Armado.

Previamente, el subdelegado del Gobierno de Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, había reiterado la orden de la Delegación del Gobierno "emplear todos los medios que tengamos a nuestro alcance para esclarecer cuanto antes lo ocurrido y esperemos encontrar con vida a Esther, ese sería nuestro deseo". 

Tras indicar que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario, Álvarez ha señalado que "la Guardia Civil no ha cerrado ninguna de las líneas de investigación que se habían iniciado desde el primer momento".

Esther López mide 1,65 y tiene el pelo largo y castaño, los ojos marrones y en el momento de su desaparición vestía un pantalón vaquero negro, una cazadora y botas negras, según el cartel difundido por la Asociación SOSDesaparecidos.